domingo, 14 de marzo de 2010

Propaganda en La Dorada

       En el proceso de reconstrucción de esta bitácora descubrí un paso muy interesante que me ofrecía la apetitosa opción de ganar algo de dinero a través de la publicidad alojada en mi espacio.

       No podía creerlo, ¡qué chollo! Ganar dinero por hacer... nada, colocar anuncios deliberadamente en lugares estratégicos para que la gente los vea y llevarme un porcentaje cada vez que alguien pinche en ellos o le dé a actualizar página... obviamente no vale cualquier sitio, cuanto más visible, más gente los verá. Esto, está claro, modificaría sustancialmente el aspecto que tenía en mente. En el tipo de sociedad en el que vivimos, el dinero viene bien, me guste o no, pero nadie me obliga a hacerme un blog, y ya que me lo hago, me lo hago a mi gusto.

       Por otro lado está la cuestión de las cifras. Sí, yo me puedo llevar un porcentaje de lo que gane la empresa que se publicita... ¿cuánto? Un informe publicado en 2009 en Estados Unidos, por comScore.inc, indica que 1 de cada 5 anuncios on-line se veían en espacios personales y redes sociales. Ahora bien, en primer lugar, ¿cuántas veces actualizamos página? ¿Cuántas veces pinchamos en la publicidad que vemos en una página? Pocas, generalmente muy pocas, pero el anuncio ya ha quedado en nuestro recuerdo. En el correspondiente paso de la creación de la bitácora se especificaba que no sabría qué porcentaje ganaría, sino que simplemente iría viendo el ingreso conforme pasara el tiempo una vez que ya estuviera registrado. En definitiva, y según he leído en la web de AdLemons, reflejando quejas de muchos bloggers, el ingreso es prácticamente indistinguible de 0. No creo necesario aclarar que la empresa en cuestión sí ganaría algo más de 0 a costa, además, del detrimento en la democratización que, se suponía, caracterizaba a la blogosfera.

       En esa línea filosófica se encuentra otro de los motivos por los que he decidido finalmente no incluir propaganda en mi bitácora, y es que precisamente quisiera utilizarla también, en la medida de lo que pueda y sepa, para difundir las incoherencias y desigualdades del monetaritismo. No tendría demasiado sentido tener un anuncio de un banco bajo el vídeo del Movimiento Zeitgeist (debo señalar que no comparto al 100% los principios de este movimiento).

       En definitiva, y siendo honesto, sé que es imposible huir de la publicidad, desde el momento en que estoy publicando un blog bajo una serie de condiciones, y teniendo en cuenta que algunos de los enlaces que cuelgo sí contienen esa publicidad; sin embargo, al menos sí trataré de huir de lo que conscientemente sí pueda evitar.

       Además, y por si se nos olvidaba, quisiera o no, creo que habría incluso que tener cuidado con la SGAE, puesto que, si pusiera propaganda, "me estaría lucrando a través de la actividad de mi blog", y en mi blog sí hay contenidos protegitos por licencias que me impiden usarlos con fines comerciales sin autorización de su titular (Art. 270.1 del Código Penal), y ahora mismo, esa entidad de gestión está en plan de no pasar ni una, sea justo o no.


P.S.: Es el tercer post y ya me estoy mojando de semejante modo; anuncio que mis futuras entradas abordarán otros contenidos, pero intentaré que mantengan estas formas.

1 comentario:

Shemo Cannadas-Santiago dijo...

Vaya! Demasiado que no puedo quitar la propaganda de youtube.

Es significativo que mi primer comentario sea precisamente aquí...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...